• Quiya

E-commerce y marketing digital deben caminar juntos



En los últimos años, y especialmente con la llegada de la pandemia, el sector del comercio electrónico ha ganado aún más protagonismo y confianza de los consumidores.


Para que tengan una idea, en Brasil, el sector creció un 47% según una encuesta realizada por la Asociación Brasileña de Comercio Electrónico (ABComm), en alianza con Konduto. Pero tanto en la tienda física como sobre todo online, es fundamental invertir en estrategias de marketing.


¿Qué tienen en común todos los grandes marketplaces? Que trabajan con acciones de Marketing Digital. Este es un proceso importante para el marketing en Internet, ya que todas las empresas necesitan ser vistas para sobrevivir, especialmente el comercio electrónico, que es un negocio 100% online. Es a través de una buena estrategia que las ofertas llegarán al público objetivo de la tienda virtual.


Ahora, en medio de este escenario de pandemia y aislamiento social, podemos ver cómo el marketing digital está salvando negocios. Pero es necesario tomar algunas precauciones para apuntar a determinadas estrategias: el mayor error que han estado cometiendo muchas empresas es no tener una estructura de marketing digital robusta. Simplemente crean la tienda y no siguen un posicionamiento. Hoy en día, es visible que cualquier negocio, ya sea físico u online, debe tener un posicionamiento en marketing digital.


Pensando en ello, enumeramos a continuación el paso a paso para adoptar acciones estratégicas para tu ecommerce:


Determinar tu público objetivo: si el comercio electrónico ya existe, es necesario asumir que necesitas tener un público objetivo para determinar tus ofertas y el nicho en el que se insertan. La determinación de nicho es esencial para crear un comercio electrónico paso a paso. Hay que saber definir si vas a vender productos relacionados con la salud, la moda, la decoración u otros. Es fundamental saber con quién hablas. Además, el pequeño comercio electrónico debe enfocarse en un nicho específico, porque se vuelve más difícil competir con los grandes que ofrecen diferentes productos y hacen grandes inversiones en marketing y publicidad.


Crear una estructura social para el comercio electrónico: con el sitio web activo es necesario tener un buen posicionamiento y, a partir de eso, crear toda una estructura social. Crea un blog de contenido que pueda atraer a personas interesadas en un producto en particular, por ejemplo: digamos que tenés un e-commerce que vende productos naturales, esta tienda puede crear contenido explicando los beneficios de cada producto, por estética, salud. También crea contenido gratuito que se pueda descargar, como un libro electrónico sobre cómo hacer una receta saludable y sabrosa. Y después de eso, es más fácil captar a esa persona interesada, a la que llamamos lead, para sugerir una serie de ofertas y productos a través del email marketing. El marketing de contenido también está vinculado al marketing digital.


Hacer un análisis de los competidores y observar qué se puede mejorar: para hacer este análisis, el primer paso es enumerar quiénes son los competidores: el otro comercio electrónico que opera en el mismo nicho, que vende un producto similar. Luego, analizar lo que hacen y vos no. Por ejemplo: hay que comprobar si tu competidor tiene un Blog, un canal de YouTube donde muestran sus productos, o un Facebook, Instagram, si se anuncia en estas redes. Además, es importante preguntarse: si alguien investiga tu producto, ¿aparecés en las búsquedas, o aparece tu competidor? Y a partir de estas respuestas, trazar estrategias para tu negocio.


Tener un sitio web seguro: confirma que tiene la instalación del certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer), pero hablando específicamente de comercio electrónico, hay que pasar la seguridad a quienes están visitando, por lo que es necesario contar con testimonios de otras personas, clientes en relación a otros productos, tarifa de entrega y también utilizar plataformas de pago que sean confiables.


Hacer campañas: los anuncios en Facebook Ads y Google Ads son esenciales para llegar a las personas interesadas. En Google Ads es posible realizar anuncios basados ​​en la búsqueda. Si vendés zapatillas, podés anunciarlas a cualquiera que las busque. Otra estrategia fundamental es el e-mail marketing, para crear relaciones con los clientes y poder enviar nuevas ofertas.


Y en una estrategia, lo que no puede faltar es el Remarketing, que básicamente es crear anuncios para quienes ya han tenido contacto con alguna oferta de la tienda. Si alguien visita la página de un producto, los anuncios de remarketing «seguirán» a la persona, donde sea que vaya en Internet. Al reunir todos estos puntos, es posible tener una estrategia de contenido y marketing digital que ayude a potenciar tu negocio.



Texto y foto: América Retail